viernes, 13 de mayo de 2011

Reflexión sobre un Lápiz Prestado o Lecciones para ser un Caballero

El otro día llegó a mi puesto de trabajo mi compañero José Javier Cabezas, a quien cariñosamente le decimos “El Gordo”, pidiendo una libreta y un lápiz, porque esa misma tarde era su primera clase en la Escuela de Comunicación Social en la Universidad Católica Santa Rosa (UCSA), tras haber culminado el año pasado el TSU en Publicidad y Mercadeo.

Ante la premura de José Javier, le dije que agarrara un lápiz cualquiera del porta lápices que está sobre mi escritorio.

En la noche, cuando estaba en mi casa viendo la tele, recibí un mensaje de texto de José Javier dándome las gracias por el lápiz. Me quedé muda un buen rato, no podía entender el mensaje, me sentí entre anonadada y halagada, “pero si sólo le presté un lápiz”, pensé.

Lo cierto es que el mensaje del Gordo me hizo reflexionar sobre el tratamiento que actualmente le brindan los hombres a las mujeres, y fue por ello que decidí entrevistarlo:

EQ: Tú me contaste el otro día que varias amigas tuyas querían que sus novios escribieran como lo haces tú. Jajajjajajajajja.

JJC: Ellas se preguntan porque no todos pueden ser como yo al hablarles… porque tengo que ser yo, su amigo. Y eso me ha pasado en varias ocasiones, eso no lo entiendo porque lo hago sin ninguna intención como pareja… Me ha pasado cuando les doy ese afecto de comprensión, cariño, es escucharlas, de decirles algo bonito, de hacerlas sentir queridas…

EQ: ¿De dónde te inspiras para escribir esos mensajes tan hermosos?

JJC: A veces pienso que, de una manera la mujer debe sentirse querida, a veces veo como en ellas la falta de cariño, y quien más que un hombre para darles un mensajito, alegrarles su día…

EQ: Si tu tuvieras que aconsejar a otros tipos, a unos hombres que son así como secos, poco románticos, o sencillamente poco caballeros, ¿Qué les dirías tú?. ¿Qué tienen qué hacer para llegarles a las mujeres así como tú les llegas con tus mensajes?

JJC: Para ser un caballero tenemos que tener en cuenta que somos nacidos de una gran reina, que es nuestra madre, y que para obtener a esa princesa tenemos primero que saber cómo tratar a nuestras reinas y hacer sentirles eso, que ellas son unas princesas en verdad.

EQ: El otro día cuando nos fuimos de comisión, hablábamos que ambos percibíamos que algunas mujeres se limitaban a recibir maltratos.

JJC: Creo que es falta de atención. Hay mujeres que dicen que mientras más indiferentes sean con ellas es mejor para ellas… Porque así el hombre les llama más la atención. En la actualidad lo ven así muchas mujeres, no digo que todas.

EQ: ¿Alguna vez has recibido la solicitud de algún tipo para que lo ayudes a sacar su lado romántico?

JJC: No, sin embargo, si trato de hablarlo con mis primos, que son menores que yo. Tengo a mi primo Francisco que vive en mi casa, siempre le digo que la trate con decencia, la que él vea como que es una chama de su casa, que la trate con respeto.

EQ: Ahora bien, el mensaje que me diste a mi fue de colega a colega. No era un mensaje de pareja, ni romántico…

JJC: Era un mensaje cariñoso… y sentido también. A nivel de una amiga de trabajo.

EQ: Gordo ¿Dónde aprendiste a ser tan caballeroso?

JJC: Yo creo que eso viene de mi padre. Emilio. Creo que él fue como fundador de eso. Lo poco que recuerdo, él muere cuando yo tenía siete años, es que él me decía que a una casa no se podía llegar sin flores. A las mujeres de la casa no se les puede llegar sin flores. Y es por eso que… como aquí puedo traer una flor, como un dulcito, ahí van mis flores, pues. Y donde estén las mujeres tienen que estar las flores.

Cuando visito a una amiga, me guste o no me guste, siempre a su casa le llevo flores, y a lo mejor para mi amiga es ridículo, pero a la mamá si veo que le asienta. Entonces veo que la generación de mi papá no estaba equivocada, y eso me causa como emoción. Es como sentirlo cerca.

EQ: Entonces ¿Tú crees que es un asunto generacional?

JJC: Tanto libertinaje, los jóvenes mundanos que los veo con tantas desviaciones, sea sexual o maltrato hacia la mujer, el acoso de la mujer al hombre también. No sé porque las cosas no pueden ser como antes. Todo es una vanidad, de llevarla a un mejor restaurant o a un mejor cine, porque no puedes pasar un rato o una tarde con ella en su casa, viendo una película…

EQ: El tema del amor es infinito…

JJC: Es complejo y cada quien lo expresa como quiere…

EQ: ¿Qué me puedes decir del amor a Dios?

JJC: Bueno, es lo más grande. Y es su enseñanza. Sólo por amor vamos hacia él. Y todo aquél que de amor es totalmente salvo… Yo creo en un cielo, en la Gloria de Dios. Y donde quiero estar, y adónde siento que pertenezco. Y parte de ese amor es el puente que te une con Dios. De por sí, Jesúcristo es Amor y él es el camino.

EQ: Listo.

Quienes quieran seguirlo pueden hacerlo a través de su cuenta twitter: @javierccs. Ah por cierto, ahí les copio el mensaje que me inspiró para esta conversa:

“Pensando en frío!!!!. Hoy comencé mis días de Comunicador Social con un Lápiz Prestado… Ahora me pregunto: ¿será tan sólo un Lápiz Prestado? Ese Lápiz ya empezado es de una mujer exitosa de paso Comunicadora llena de elogios por su persona, por su hija, por su trabajo y por como escribe… Y después dicen que Dios no habla… Te quiero Eliana, mis respetos y admiración. Gracias por el Lápiz”.

José Javier Cabeza

Feedback:

Eliana dile a tu amigo que haga una campanha de como ser caballero en el Medio Oriente por favor!!!!!
Te quiero prima

Elia González Quintero


Me consta que el gordo es todo un caballero!! Recuerdo que una vez, en un cumple de katha, salimos a un local. El gordo estaba en mi carro con yune e isamar. Al bajar del carro, lo primero que hizo fue abrirle la puerta a isa. Al principio fue muy extraño, porque nunca lo hago jaja. Pero eso me hizo reflexionar y darme cuenta que no soy muy caballero. Ahora de vez en cuando le abro la puerta a la chica jajajaja. Sigue asi gordo!

Elvis


José Javier Cabezas

Publicar un comentario