viernes, 24 de abril de 2009

Pa´qué necesito publicista si tengo a mi papá, jajaajjajajajaja

Eliana Quintero: 25 años de pasión por el baile


Por: Pedro Quintero Gamboa


En ocasión de estar registrando algunas carpetas contentivas de algunos documentos antiguos, me tropecé con un programa de mano de un espectáculo, en él encuentro la información de la Fundación Cultural Municipal “Juan Antonio Segrestaa” sobre la presentación del Ballet La Cenicienta, con la Academia de Ballet Cascanueces. El programa indica que las actuaciones serían en el Teatro Municipal de Puerto Cabello los días sábado y domingo 23 y 24 de junio de 1990 y en el Teatro de la Opera de Maracay, los días 28 y 29 de julio del mismo año. En el elenco leo el nombre de mi hija: Eliana Quintero. De inmediato mi memoria voló a esos momentos, el recuerdo de la imagen de la jovencita que con tanto entusiasmo se entregaba a esa actividad tan rigurosa, a sus sueños de progresar en este arte de bailar. En esa época pensé que era una afición pasajera, que con el tiempo se iría diluyendo a medida que sus compromisos de estudios y el advenimiento de otras inquietudes. Pero el tiempo no me dio la razón, lo que yo pensé que era una afición en realidad se convirtió en una pasión.


Desde el año 1983, Eliana se inició con la profesora Reina Rodríguez en la Academia All That Jazz y luego se cambia al Ballet Cascanueces, con la profesora Esmerilda Tovar de Tolpoñak en Puerto Cabello, su ciudad natal. Cuando se gradúa de Bachiller decide estudiar Periodismo, y aspira hacerlo en la Universidad Central de Venezuela. Eso parecía una misión imposible, ya que sólo recibían a cien alumnos y el sistema de admisión de esa Escuela tiene unos parámetros que difícilmente podría superarlos, por ejemplo, tenían preferencia de ingreso los familiares de profesores, empleados, autoridades universitarias y otros filtros propios de esa época. Su única credencial era que había sido asignada por el Consejo Nacional Universitario (CNU), sustentada en sus magníficas notas de Bachillerato y la aprobación de la Prueba de Aptitud Académica. Al parecer su ingreso a la Escuela de Comunicación Social fue algo fenomenal. Pero no sólo ese fue su calvario. Una vez admitida en la Escuela, las clases no se iniciaron de inmediato, sino que tuvo que esperar un año más, ya que la Universidad siempre estaba aplazando la apertura de las clases alegando distintos motivos.

Vista esa situación, le propuse a Eliana inscribirla en una Universidad privada para que no siguiera perdiendo tiempo. Pero ella tercamente se negaba, ya que sólo quería estudiar en la Central. Pero ella no se sinceraba conmigo, en realidad tenía el propósito de incorporarse a las clases de Danza Contemporánea que ya conocía funcionaban en la Universidad. Así que, conjuntamente cuando inicia sus estudios de Periodismo también se incorpora al Taller Experimental de Danza “Pisorrojo” de la UCV, dirigido por los maestros Grishka Holguin (+) y Adolfo "Fito" Ostos (+).

Esa pasión por el baile que ya mencioné la llevó también a incursionar en el baile del Flamenco, especialidad por la que ha estado durante los últimos diez años. Pero como todo no es fácil en la vida, también le he visto el sacrificio de las dietas rigurosas durante mucho tiempo, la disciplina que se requiere para mantenerse en condiciones físicas y anímicas, además de la superación de quebrantos de salud derivados de la práctica dancística.
Esta trayectoria por el ballet clásico, la danza contemporánea y el baile flamenco le ha dado la oportunidad a Eliana de presentarse profesionalmente y cosechar aplausos en diversos escenarios tanto nacionales como internacionales. Asimismo, ha incursionado en la producción de espectáculos musicales y en la promoción, divulgación, animación y gestión de diversas actividades culturales.
Con motivo del “Festival Españoleto en la celebración de sus 50 años”, que se efectuó el 21 de marzo del presente año en la Sala Anna Julia Rojas del Ateneo de Caracas, Eliana participó con la compañía Ballet Flamenco de Caracas, bajo la dirección artística de Julia Españoleto. Al finalizar este espectáculo nos fuimos a cenar en La Candelaria (Eliana, Nova y yo), oportunidad que nos sirvió para rememorar este transitar por el mundo dancístico y cultural.

Los que conocemos a Eliana sabemos de su tenacidad y el fervor con los que realiza cada una de las tareas que emprende, lo cual se puede apreciar en sus logros y los reconocimientos que ha recibido: Premio Nacional de Periodismo 2005, por la Revista Fonturama; Premio Palma de Chacao 1999, Premio Municipal de Danza 1997, por el grupo Pisorrojo; Premio Municipal de Comunicación Social 2008, por la Revista Fonturama; Orden Mérito al Trabajo 2008 en su tercera clase y el Premio al Mérito Estudiantil 1996 de la UCV.

Estas líneas las he querido escribir para recordar esos veinticinco años de baile, que comenzó a los diez años de edad y hoy todavía mantiene vivo ese ánimo para ponerse los tacones y la falda o para transmitir su arte a los más pequeños. Sabemos no podrá abandonar durante muchísimo tiempo, ya que tiene una discípula que heredó su pasión y su gracia por el baile, por supuesto me refiero a la infaltable en esta nota: Nova (su hija y mi nieta).

Pedro Quintero Gamboa
Puerto Cabello, 22 de abril de 2009.

Leyendas de las fotografías:



  1. Eliana Quintero en el espectáculo “La Cenicienta”, Academia de Ballet Cascanueces, bajo la Dirección General de Esmerilda Tovar, Teatro Municipal de Puerto Cabello-(23 y 24 de junio de 1990).


  2. Eliana Quintero en la coreografía “Al borde” de Moravia Naranjo, Taller Experimental de Danza “Pisorrojo” de la UCV. (1991-1997). Fotografía de Miguel Gracia (+).


  3. Eliana Quintero en la coreografía “Amor Brujo”, compañía Ballet Flamenco de Caracas, en el espectáculo “Festival Españoleto en la celebración de sus 50 años”, bajo la Dirección General de Julia Españoleto, Sala Anna Julia Rojas del Ateneo de Caracas, (21 de marzo de 2009).


  4. Nova, Pedro (Chipi) y Eliana en un restaurant en La Candelaria, Caracas.

**************************

Aprovecho para agradecerles a los amigos asiduos a este blog por algunos comentarios que han llegado vía correo, chat y facebook:


  • ¡Vaya, Eliana! ¿Cuánto le estás pagando al tremendo publicista que contrataste? Ja, ja ja.
    Ya veo para qué te lo llevaste con urgencia para Caracas...ja, ja, ja
    Tamara Quintero Gamboa
    (Este comentario de mi tía Tamara fue el que me inspiró para titular el post)


  • A Fabiola N. Frazzetto Corbino le gusta esto.


  • Diana Carolina: algo orgulloso el Sr. Quintero... se le nota apenitas!!! jajaja... Que sigan los éxitos pues!


  • Excelente el texto que escribió tu papá sobre ti, envíale mis felicitaciones y mis saludos a nova.
    María Fernanda Teixeira


  • "Es cierto señor Pedro, yo recuerdo a Eliana desde el Colegio Sagrado Corazón de Jesús cuando ya daba sus primeros pasos en el Ballet, luego en el Liceo Centro de Estudios Carabobo, me acuerdo cuando Eliana se la pasaba en las horas fuera de clase practicando los pasos de Ballet, ella vivía en su mundo, estaba como ida, bueno eso es lo que uno pensaba , pero no ella tenía en su mente la melodía de cada uno de sus pasos, los cuales ensayaba una y otra vez, ella parecía a una de esas chicas de los cuentos de hadas bailando con los pajaritos volando sobre ella, era como si flotara en el aire, definitivamente es su pasión…eso si no lo voy a negar nosotros la observábamos siempre y no tanto por el ballet, sino esperando el momento que girara o diera una vuelta y se le viera las bonitas piernas que se gastaba producto de tantas horas de práctica de ballet….”. Antonio Teixeira

  • Lilia Luis: hola Eliana, me da gusto saludarte, espero estes bien, al igual que tu hermosa hija, Nova. Demasiado bello lo que escribio tu papa sobre de ti, de verdad tremendo publicista y lo mejor es que todo lo que comenta en cierto y lo hace con un sentimiento hermoso de un orgulloso padre, y no es para menos, los felicito sinceramente por todo lo son y han
obtenido, se merecen todo lo mejor, me conmovio mucho leerlo, demasiado hermoso, no tengo palabras para describirlo, gracias por compartirlo, abrazos, besos y saludos

  • Emmanuel Najul: pa na ¡ ademas tendrias que pagarle ,,jajajajaja
  • Laurita Salvati: Hola Eliana. Qué alegria de saber de tus logros y exito.Que emoción, se me erizó el cuerpo de pura alegria..!! que sigan los exitos!! ese Chipi esta inflado de orgullo y satifacción de ese regalo que le dio Dios con esa hija tan talentosa. Salúdamelo porfa y dile que le mando mil felicitaciones. Y la bendicion para ti y para tu hija bella...Besos

Publicar un comentario