domingo, 20 de diciembre de 2009

Pucca, un fenómeno para ver con lupa

Pucca quiere a Garu

Divertido amor

Lo buscó, lo besó

pan, pan, pan

En estos días de reposo y vacaciones, he visto junto a Nova el DVD de Pucca. El secreto del samurái Santa”, unas cuatrocientas mil veces, jajjajajaja, por lo menos.

Al pensar en el personaje de Pucca, la niña china del comics que pelea como ninja y persigue a su eterno enamorado, el ninja Garu, quien está todo el tiempo huyendo de ella y de sus amorosos besos, me hicieron recordar a aquella comiquita de los años 70 y 80, “Ignacio y la Gata Loca”, y los ladrillos que éste le pagaba a la gata enamorada.

Ese comportamiento de Pucca me hizo pensar en un libro que recomiendo leer a todas mis amigas: “Mujeres que aman demasiado” de la psiquiatra Robin Norwood (2001), quien en el prólogo dice lo siguiente:

Cuando nuestra relación perjudica nuestro bienestar emocional e incluso, quizá, nuestra salud e integridad física, sin duda estamos amando demasiado. A pesar de todo el dolor y la insatisfacción que acarrea, amar demasiado es una experiencia tan común para muchas mujeres que casi creemos que es así que deben ser las relaciones de pareja. La mayoría de nosotras hemos amado demasiado por lo menos una vez, y para muchas de nosotras ha sido un tema recurrente en nuestra vida. Algunas nos hemos obsesionado tanto con nuestra pareja y nuestra relación que apenas podemos funcionar como personas”.

Me llamó la atención que Nova mientras desayunaba me dijo: “Mamá, yo soy Pucca”… Esta afirmación me causó algo de angustia, pero recordé la recomendación de la psicóloga Andrea Tovar, que antes de estructurar mentalmente una creencia, hay que preguntarle al chamo el porqué de la afirmación. Entonces decidí cuestionar a Nova, y con el permiso de ella, decidí publicar sus respuestas en este blog:

¿Porqué tu dices que eres Pucca?

N: Porque Pucca pelea más fuerte, y porque Pucca es el personaje único. Ella es la más importante de los personajes.

¿Cuáles son los otros personajes de la comiquita?

N: Eso mismo estaba pensando ahorita… son Pucca, Rin Rin, Tobe, está también Abyo, déjame ver, es que no recuerdo mucho…

¿Y el muchacho que Pucca persigue?

N: Garu

¿Qué piensas tú sobre esa situación: una muchacha persiguiendo y dándole besos a un chico por todos lados?

N: Esa es una cosa loca. Si un muchacho no quiere casarse con una muchacha, no lo puede obligar. Pucca es una persona un poquito loca…

¿Entonces porqué dices que tú eres Pucca?

N: Porque ella siempre se sale con la suya, jajajaajaja.

¿Tú conoces a alguien en la vida real que haga lo que hace Pucca?

N: En realidad yo si conozco, pero soy una de la que participa ahí… Cuando mis compañeritas y yo estábamos en primer nivel, lo hacíamos…

¿Qué hacían?

N: Lo perseguíamos

¿A quién?

N: A Carlos

¿Y porqué hacían eso?

N: Porque estábamos enamoradas de él…

¿Es decir, que reconoces que en algún momento te has comportado como Pucca?

N: Si lo reconozco…

¿Y te importaba lo que pensaba él?

N: Nop

¿Osea que Carlos era Garu?

N: Sip

Y cuando atrapaban… a Garú, digo a Carlos, ¿qué hacían?

N: No me acuerdo, jajajaaja, no me acuerdo, en serio…

¿Hoy te comportas como Pucca?

N: No, pero jugamos más o menos así… jugamos con un varón que lo queremos atrapar, pero no con el mismo Carlos porque ya se fue de la escuela…

¿Qué es lo que siente Pucca?

N: En realidad, amor…

¿Y qué siente Garú?

N: Para mi él también la ama, pero como él es un ninja, no puede tener una novia.

¿Qué significa estar enamorada, qué es eso?

N: Es cuando una persona ama a la otra…

Explícate mejor, ¿cuáles son esas manifestaciones?

N: Es cuando una persona quiere mucho, mucho, mucho, mucho, mucho, mucho, a otra… Trayéndole regalos, dándole besitos, y llevarla a un restaurante…

¿Y qué más?

N: Tratándola bien… y le lleva bombones.

Pero Garu… no le da nada de eso a Pucca. ¿Porqué crees que no?

N: Porque él no quiere demostrar, porque se burlarían de él… en el fondo él si la quiere, porque en un capítulo, era el cumpleaños de Pucca y cuando él la trató mal, ella se puso a llorar, bueno, Garú le lanzó un beso.

Pero Garu siempre la desprecia… ¿Qué opinas de eso?

N: Esa es una cosa muy fea… y está mala.

¿Te gustaría que te trataran así, como Garu trata a Pucca?

N: Nooooooo. Yo lo dejaría la primera vez que me tratara así… Y también le daría un golpe, una cachetada…

Finalmente, creo que el comportamiento de Pucca en una infante no pasa de ser un juego de niños, pero si debemos alarmarnos cuando vemos este fenómeno en personas adultas y como lo advierte la doctora Norwood, cuando el obsesivo amor comienza a perjudicar al individuo física, mental y espiritualmente, es cuando debe convertirse en alarma y buscar ayuda profesional.

Imágenes tomadas de:

http://www.puccafans.com/blog/tag/pucca-adolescente/

www.otrasalida.com.ar/.../2009/07/pucca3.jpg

Publicar un comentario