martes, 4 de agosto de 2009

El Caradurismo de Luis Miquelena, por Pedro Quintero Gamboa

Miércoles, 29 de Jul de 2009. 11:54 am

En un concurso de caradurismo y de cinismo, Luis Miquelena se lleva por los cachos a Carlos Andrés Pérez, pero por un buen trecho. Esta semana Globovisión quiso resucitar a ese muerto insepulto de Luis Miquelena. Este monumento viviente de la corrupción y la deslealtad fue interpelado por el payaso de Aló Ciudadano.

Miquelena dijo entre otras cosas que su separación del gobierno revolucionario se debió a sus diferencias ideológicas con el Presidente Chávez. Esta afirmación de Miquelena la ha venido reiterando desde hace ocho años, siguiendo el principio que una mentira repetida constantemente se convierte en una verdad.

Miquelena, la verdad de porque saliste del gobierno te la voy a recordar: En diciembre del 2001, en momentos que Fedecamaras llamó a un paro cívico para protestar por las leyes habilitantes que el Gobierno había aprobado, le preguntaron al Presidente Chávez donde estaba su Ministro de Relaciones Interiores, que en esa época eras tú, Miquelena. Chávez contestó “no sé”,… “creo que está haciéndose unos chequeos médicos en los Estados Unidos, él últimamente ha tenido algunos quebrantos de salud”.

A los días reapareciste Miquelena, y no venías de Houston ni de ningún otro centro médico norteamericano. Estabas regresando de España, para donde habías ido a intentar ponerle la tapa a la olla podrida que se había levantado allá. La instancia tributaria española no había aceptado como deducción fiscal por ilegal los aportes que habían realizado algunos bancos hispanos radicados en Venezuela para financiar la campaña electoral que llevó a la presidencia al Comandante Chávez en el año 1998.

Esos bancos hicieron un pote de UN MILLON DE DOLARES. Pero resulta que ese dinero no llegó nunca a las arcas de las finanzas de la campaña electoral, sino que tu Miquelena y Tobías Carrero, el Presidente de Multinacional de Seguros, a quien tu habías colocado como Tesorero de la Campaña, abrieron una cuenta en un banco de Curazao y colocaron ese dinero a nombre de una empresa que era de ustedes dos.

El presidente Chávez ha sido tan noble, quizás en consideración a tu longevidad, que nunca ha revelado esta verdad a pesar de tus infames ataques y golpes bajos que has intentado propinarle.

Mario Silva en su programa de La Hojilla comentó los negocios sucios que hiciste con la edición de la Constitución de la República del año 1999, pero se quedó muy corto, ya que los meganegocios los llevaste a cabo imponiendo en muchas instituciones del Estado la contratación de seguros de toda índole con Multinacional de Seguros, la empresa de tu socio. Cuestión que debe ser considerada por la Contraloría Social, ya que posiblemente queden algunos vigentes ya que en las gerencias de algunas instituciones del gobierno han quedado infiltrados algunos miembros de tu mafia.
Publicar un comentario