jueves, 27 de noviembre de 2008

Joselaing Quintero, la Licenciada en Sinceridad

Anoche, pasadas las 12:30, me llegó un mensaje al celular que decía algo como: “Te notifico que mañana a las 2 es mi acto de grado en el Teresa Carreño!!! Por fiiiiin… Será que nos vemos pa´que celebremos?”.
¡Claro que voy a celebrar!. Cuando termine este escrito voy saliendo a su encuentro. Cómo no hacerlo si es mi primita querida y pana del alma, Joselaing Quintero quien se está graduando de Licenciada en Administración, mención Informática, en la Universidad Simón Rodríguez.
A Joshe, como yo le digo cariñosamente, la he nombrado en varias oportunidades en este blog, pero nunca me había puesto a reflexionar sobre ella. Se me ocurre compararla con un diamante: elegante, hermosa y fuerte.
Eso si, ella es muy fuerte, arriesgada y persistente, porque ha sabido superar tantos inconvenientes y contratiempos administrativos a lo largo de sus estudios universitarios, “La Historia sin fin” pues. A ello responde el “Por fiiiiin“ de su mensajito, y hoy está recogiendo el fruto de su esfuerzo, constancia y paciencia.
Es tan fuerte de carácter la Joshe que he decidido retitularla la Licenciada en Sinceridad. Porque si algo tiene ella es que dice las cosas en la cara, sin pelos en la lengua, y sin importarle a quien le duela. Dice lo que piensa, y punto. Jajajjajjajjajaj.
Lo de elegante y hermosa sólo hay que verla en la fotografía que bajé de su perfil del facebook. Pero también hermosa por sus sentimientos. Cómo defiende y quiere a sus hermanos, Christofer y Gian Luis, de quienes ya he hablado anteriormente. En más de una oportunidad la he escuchado decir: “Métanse conmigo pero no con mis hermanos, porque los jodo”, jajjajajjajaaj.
Pero por fin consiguió quien la ablandara, su sobrina preciosa Sophia Valentina. A quien secuestra de vez en cuando, junto a la orgullosa abuela Belkys, y se van las tres a pasear en su carrito azul por toda Caracas.
Como ya lo dije una vez, y no me canso de repetirlo, Joselaing ha sido mi apoyo, mi amiga, sobre todo en uno de mis peores momentos. Ella se convirtió en el ancla que me hacia mantener los pies sobre la tierra, cuando mi mente divagaba entre el terror y la angustia.
Recuerdo que la primera vez que debí separarme de Nova, con tan sólo dos años de edad, porque tenía que asistir a un compromiso laboral, Joselaing la cuidó y me ayudó a superar el terrible proceso de dejar a mi bebita. Al llegar al evento la llamé para saber cómo estaban, y me respondió algo así como: “Ya comió, ya está empiyamada, está viendo tele y dejó de llorar apenas te fuiste. Así que deja tú la lloradera y disfruta, y no me vuelvas a llamar, chao”, jajjajajajja. Ella es única.
También creo que escogió correctamente su profesión. Ella es tremenda administradora y comerciante. No sé cómo lo hace, pero multiplica el dinero de una manera impresionante y es la mejor negociadora.
Hace unos años se fue para Europa de paseo, y volvió con mercancía, más dinero y hasta ofertas de trabajo, jajajjjajajja.
Le auguro y le deseo todos los éxitos a la nueva Licenciada en Sinceridad. El mundo es tuyo, te felicito y te quiero mucho.
También felicito a sus padres, mis tíos Luis Quintero y Belkys Hernández.

Publicar un comentario