viernes, 14 de agosto de 2009

El maestro Alfredo Sfeir-Younis dictó la charla “Recalentamiento Global y Recalentamiento Interior”

Durante su visita a Venezuela vino a FONTUR

“¿Por qué el ser contamina y cómo lograr que el ser no contamine?, esa es la Ecomoralidad del s
iglo XXI”.
Por: Eliana Quintero
Tomada de FONTUR

El pasado viernes 31 de julio, se realizó en el Salón Araguaney de FONTUR la charla Recalentamiento Global y Recalentamiento Interior a cargo del economista y escritor ambientalista, el maestro Alfredo Sfeir-Younis, quien fue invitado a Venezuela por la UNEFA para brindar diversas charlas y compartir su mensaje “Meditación en Silencio por la Paz Mundial”.

El maestro Alfredo planteó la necesidad de un cambio de paradigma a la hora de pensar en el medio ambiente, más allá de los fenómenos ambientales: “Las soluciones no son externas sino son soluciones internas, basado en la hipótesis del libro Recalentamiento Global y Recalentamiento Interior el cual concluye que sino logramos entrar en un trabajo sobre nuestro recalentamiento interior va a ser absolutamente imposible que podamos controlar el recalentamiento de la Tierra”.

Sfeir-Younis asegura que nuestra propia presencia influye en la calidad del ambiente externo en donde nos desenvolvemos: “Tenemos algunas experiencias que confirman esto en nuestro hogar. Cuando estas con rabia, como padre o madre, o como hijo o hija, el resto de la familia está en un estado de total desequilibrio. Cuando un jefe llega malhumorado al trabajo afecta a todo el medio ambiente laboral. Pero hay cosas más sutiles aún, el agua que está afuera en los ríos y los océanos, está dentro, es el espejo exacto del agua que corre por tu propia sangre; el aire y el espacio que están afuera están dentro de ti”.

Aclaró el maestro Alfredo que “este libro y esta idea de un nuevo paradigma ambiental, viene de una ley espiritual fundamental en la vida del ser humano, que dice que lo de adentro es como lo de afuera y lo de afuera es como lo de adentro”.

Asegura que “las economías se globalizan pero las sociedades no se globalizan, entonces estamos todos en esa dicotomía entre lo que somos individualmente y lo que somos colectivamente. El destino de la humanidad no es el destino mío más el tuyo, hay algo más y la gente está empezando a entenderlo aquí adentro, hay algo más que la suma de las partes. Los bienes y servicios medioambientales son de tipo colectivo. El aire no es tuyo ni mío es de todos. El agua no es tuya ni mía, es de todos. Cuando estamos hablando de la capa de ozono y del recalentamiento de la tierra, es un bien de tipo colectivo”, señaló el economista.

En cuanto al Protocolo de Kyoto, Sfeir-Younis afirmó: “Cuando hablamos de un destino colectivo hablamos de una actitud colectiva. Por ejemplo el Protocolo de Kyoto, hay algunos países que contaminan muy poco pero que son afectados en alta gravedad y que les interesa que el protocolo sea afirmado y ejecutado. Mientras que los países que producen más contaminación, que coinciden con aquellos países industrializados, piden conversarlo mañana. No hay mañana”.

El maestro Alfredo cerró la charla con una interrogante: “¿Por qué el ser contamina y cómo lograr que el ser no
contamine?, esa es la Ecomoralidad del siglo XXI”.

Sobre el maestro Alfredo

El maestro Alfredo Sfeir-Younis, aboga por la paz interior y mundial. Ha escrito muchos artículos en revistas, periódicos y libros, sobre como alcanzar la paz y la importancia de hacer las paces entre las políticas económicas, de medio ambiente y cada uno de nosotros. También ha participado en conferencias internacionales, en la ONU y en reuniones espirituales y religiosas. Ha defendido la importancia de la meditación como un medio para alcanzar la paz interior. Ha recibido varios reconocimientos a nivel internacional como: Embajador Vitalicio de la Paz en el 2001, Sanador Mundial en el 2002, Mensajero de la Paz en el (2002), premio de la paz, la misericordia y la tolerancia en el 2003, asesor Supremo del Foro Espiritual Budista, Premio de la Paz Mundial, la Misericordia y la Tolerancia en el 2004, Premio del Diamante de Paz en el 2005, Embajador de la Paz en el 2006, y un Doctorado en Ciencias de la Universidad Internacional Free para Medicina Alternativa. Desde el 2006 se dedica a ofrecer meditaciones en silencio por la paz mundial.

Durante sus 29 años en el banco mundial desarrolló un nuevo paradigma basado en las conexiones entre espiritualidad y economía y el papel que juegan los valores humanos en el proceso de toma de decisiones en el ámbito nacional y global.

Gracias a mi compañero Elvis Guevara por las fotografías que acompañan este trabajo. Él es el fotógrafo de la Gerencia de Relaciones Institucionales de FONTUR
Publicar un comentario