martes, 10 de junio de 2008

Quien persevera vence

Perseverar significa: Persistir, durar, permanecer, perdurar, resistir, continuar, proseguir, seguir, reanudar, mantener, prolongar, perpetuar, extender, empeñarse, obstinarse, aplicarse, empecinarse, cerrarse, insistir, porfiar, reiterar, machacar…

Un ejemplo de perseverancia es la historia de amor que se narra en la obra “El amor en los tiempos de cólera”, original del Premio Nobel Gabriel García Márquez, llevada al cine por el director Mike Newell.

Me impresionó demasiado el empeño, la insistencia, la obsesión del personaje principal: Florentino Ariza, quien fue capaz de esperar a su amor de cuando era adolescente, Fermina Daza, por más de 51 años. Y lo más increíble fue que haya logrado reconquistarla luego de que ella enviudara. También fue demasiado hermoso ver el romance entre un par de ancianos.

Ahora me pregunto, ¿en la vida real existe ese tipo de gente?. Alguien que sea capaz de esperar por la persona amada hasta casi el final de una vida. Sinceramente, no sé si esa clase de perseverancia exista.

Conozco otro tipo de perseverancia, en otros ámbitos de la vida: en el deporte, en la ciencia, en la política, en los negocios, en el arte, etc. Durante años he analizado los discursos de personajes de la historia y de personalidades que actualmente son noticia. Concluyo que es precisamente la perseverancia el secreto de sus éxitos y por lo cual han logrado sus objetivos.

Creo que la perseverancia tiene que ser un trabajo de todos los días, de soñar las cosas que uno quiere, planificarlas, disfrutarlas, hacerlas con gusto, con amor y no desde el sufrimiento. Es sentir la seguridad de que van a lograrse. Es un ejercicio diario que debe comenzarse con cosas pequeñas.

“Tanto persevera la gota hasta que rompe el cántaro”, creo que es así. Como se dice en criollo: “Meterse una idea entre ceja y ceja”, y no sacársela hasta verla cumplida. O como reza otro dicho y que titula este post: “Quien persevera vence”.

Y para finalizar con una idea graciosa: qué mujer no sueña con ser halagada por un romántico y perseverante Florentino Ariza, jjajaajaajjajaja.
Publicar un comentario